martes, junio 20, 2006

Los 5 jinetes del 2006 y un loco.



Pues a menos de 15 días de las elecciones, los candidatos se han detenido y solo les resta esperar el resultado de las votaciones.

En la televisión, prensa y radio se maneja mucho la palabra expectativa, incertidumbre,
procéso fascinante, etc. Yo la llamaría hartazgo.

Me tienen harto los candidatos con sus ataques y fechorías, me cuesta trabajo ver como se acusan de delitos y tras defenderse con mas acusaciones, se vuelven a emplear los mismos recursos, siempre hay algo que rascarle en la vida de los diputados y mas trapitos para sacarles a secar al sol.

Pero si les encuentran tantos fraudes, robos, desfalcos, etc. como es posible que me siga topando con sus rostros cada vez que enciendo la t.v? Cómo es posible que en cada esquina tenga que ver sus asquerosas caras sonriendo cínicamente?.

Me asquea la política del país, me asquea el chiquero que tenemos por gobernantes y me deprime entender que realmente no hay opciones. Tres ambiciosos con cola que le pisen peleándose por la silla encantada y dos soñadores con mejores ideas pero nula publicidad…ahh! Y el loco, el millonario loco que a huevito quiere ser Presidente y hasta llevo su sillita a las afueras del debate exigiendo que lo dejaran entrar, ese que presume que se gasta su dinero para servir a Dios y al pueblo y que dice ser como un Robin Hood por vender medicamento barato.

El tipo se ha enriquecido con eso! El tipo esta haciendo negocio, vende barato si, pero es un negocio!

Y del Peje que puedo decir, creo que mi amigo Sergio Quiñones lo expresó muy bien en este articulo.

Para acabarla de amolar me toco ser presidente de casilla, pero creo que ese dia me voy a reportar enfermo, no pienso regalarles todo un día de mi vida a estos tipos que me quieren vender la idea de que es un deber ciudadano. ( después sacare algo que se llame “en busca del patriotismo perdido”, je. )

Es triste darse cuenta que la gente se inclina siempre por el candidato que mejor les caiga o el que menos mal les caiga, es triste darse cuenta que el país va a seguir igual, van a pasar 50 años y todo va a seguir igual.

En fin, ni a cual irle y la verdad ya me viene valiendo un pepino, de hecho me estan dando ganas de emigrar, yo me voy para Canadá.

1 comentario:

Lunita dijo...

Pues ya somos dos los funcionarios de casilla que se rebelan :P Ni loca voy a cooperar con mi presencia en un proceso electoral que de tan nefasto, raya en lo cómico... lo peor de todo es que en mi casa son priístas de hueso colorado, así que imagínate como estoy de asqueada :S

Solo una observación... con el dr. Simi no te metas!!! él es una ternurita y además, es el ídolo de mi hija y mi sobrina.

Pd: ¿me llevas a Canadá?